PLAN DE MODERNIZACIÓN Y REFORMA DE LA UNIVERSIDAD ECUATORIANA

PLAN DE MODERNIZACIÓN Y REFORMA DE LA UNIVERSIDAD ECUATORIANA

Napoleón Saltos Galarza

Quito, agosto de 2013

1.       INTRODUCCION: REFORMA Y MODERNIZACIÓN

Podemos distinguir dos formas de modernización: una, funcional al sistema existente, opera como una adaptación el orden, dentro de la “policy”[1], es reconocida básicamente como reingeniería y puede moverse hasta la frontera de la innovación.  Y una segunda modernización con reforma, opera como un reordenamiento de la totalidad del sistema, se mueve en el campo de la “política” con niveles de innovación y creación.

La forma de la modernización depende de las condiciones históricas en que se presente el objetivo y de los sujetos que lo impulsan. Las modernizaciones desde arriba, desde las disposiciones normativas del Estado, apuntan a una reingeniería, que garantice resultados de eficiencia y eficacia. Las modernizaciones desde abajo, desde los actores “sin poder institucionalizado”, buscan cambios de la reglas de juego, una modificación de la distribución de roles y, en primer lugar, de los roles en el hablar.

2.       DESCRIPCIÓN DE LA SITUACIÓN

·         Antecedentes

La Universidad ecuatoriana está sujeta a un fuerte proceso de modernización impulsado por el régimen de Alianza País. A partir de la Constitución hay un nuevo marco normativo, con la Ley Orgánica de Educación Superior (LOES) y su Reglamento, con los Reglamentos de Escalafón de los Docentes, de Clasificación de las Universidades y de Régimen Académico.

Un aspecto clave es el paso de un Sistema de Educación Superior autónomo a uno regido desde la dirección del Estado y el régimen. Por ello, es fundamental ubicar la planificación del cambio de la Universidad dentro del marco del Plan general del régimen.

La educación superior se ubica en el Objetivo 4 del Plan Nacional del Buen Vivir 2013-2017: Fortalecer las capacidades y potencialidades de la ciudadanía.

Parte de un diagnóstico, dirigido a la creación de una primera imagen. Empieza por responsabilizar a “la falta de gestión de un conocimiento emancipador” una triple crisis “del modelo de acumulación y redistribución, de la calidad de la democracia y de la sostenibilidad ambiental”.  Y centra el problema en la privatización de la investigación y la mercantilización de la educación superior: el mal está en la larga noche neoliberal en su versión fondomonetarista.

Por tanto la salida está en fortalecer la investigación científica para la innovación científica y tecnológica, bajo el control del Estado. La evaluación y el aseguramiento de la calidad son los dos requisitos fundamentales para la formación. “La evaluación y acreditación con miras en la excelencia son procesos constantes y de aprendizaje permanente para todo el sistema”. Centra la reforma en la planificación y gestión curricular.

El discurso de la calidad y la excelencia organiza el cambio de la educación superior. Señala como problema central la baja titulación de los docentes: “los docentes universitarios con nivel de magíster son el 25,3%, mientras que los docentes con doctorado (Ph.D.) son apenas el 2,6%; cifra insuficiente para concretar los cambios en la educación superior”.

La evaluación sustituye  a la reforma y el aseguramiento de la calidad garantiza la pertinencia de la educación superior.  El CEAACES es el encargado de evaluar, con estándares mínimos de calidad.

A partir de este diagnóstico el PNBV define las políticas y lineamientos estratégicos para la educación superior:

·         Democratizar el acceso a la educación superior.

·         Promover la interacción entre la educación, el sector productivo y la investigación científica y tecnológica para la transformación de la matriz productiva y la satisfacción de necesidades, a través de un enfoque de emprendimiento.

·         Gestión y difusión del conocimiento: propiedad intelectual

·         Áreas de conocimiento no tradicionales: artes deporte, artesanías, ciencias del mar.

Para mostrar que no se trata de palabras, presenta hechos simbólicos del cambio: Alianza País ha duplicado la inversión en investigación, desarrollo e innovación: pasó del 0,2 al 0,48 del PIB. Ha avanzado la investigación; pero hay un vacío que llenar, la propiedad intelectual, el registro de patentes, que es la evidencia del progreso.

Esta visión se concreta en las metas cuantitativas:

·         Aumentar la matrícula en ES al 50% en el 2017. Pero del 2011 al 2012 baja de 42,2 a 39,6%.

·         Aumentar la matrícula de los Institutos Tecnológicos al 25% (de 10 en el 2010). Aquí está el centro de la orientación: desplazar la masa de la educación superior hacia mano de obra tecnológica.

·         Alcanzar el 80% de titulación (Hoy: 35%, con tendencia a la baja)

·         Alcanzar 85% de profesores con título de cuarto nivel (Hoy: 54,9%)

El proyecto Yachay – la Universidad de Investigación de Tecnología experimental – es la referencia emblemática para la educación superior, “se inserta en el marco de una planificación sistémica de la formación del talento humano y del conocimiento.”

Allí está el elemento ordenador del sistema de educación superior, basado en la jerarquización de las instituciones educativas: en el vértice Yachay y las otras universidades regidas directamente por el gobierno (IKAN, UNAE, IAEN, Universidad del Arte), encargadas de producir conocimiento y tecnología y de formar los cuadros de dirección. En un nivel inferior las universidades públicas, con dificultades estructurales para la investigación y el conocimiento y desplazadas de la formación de los cuadros de dirección, sometidas a un proceso disciplinario de evaluación y acreditación. El discurso de la calidad y la excelencia sustenta una política de selección-exclusión.

Estamos ante un proceso de modernización por enclave: no parte del acumulado de ciencia y tecnología en el país, pues de acuerdo al diagnóstico no existe aportes, apenas quedan reminiscencias de saberes ancestrales.  Los referentes internacionales han ido variando: inicialmente el centro estaba en el modelo Boloña y el Proyecto Tuning; actualmente se ha desplazado al modelo norteamericano y al emblema surcoreano. El modelo es la “Ciudad del conocimiento Songdo” de Corea del Sur y el Instituto Tecnológico de la Dole: un campo de confluencia del capital financiero con el capital rentista tecnológico.

·         Planteamiento del problema

El proceso de la Universidad es el resultado de la relación entre el contexto y la identidad de la institución: los problemas surgen de esta relación.

Se requiere un cambio profundo de la Universidad, pero el modelo impulsado por el régimen apunta más a una modernización por enclave que a una reforma.

El problema central es la desvalorización de la Universidad pública que, dentro de la visión oficial, ha perdido su legitimidad como productora de conocimiento y formadora de los cuadros de dirección del Estado y la sociedad; por ello se impone un control disciplinario desde el Estado que ha reducido la autonomía universitaria. Desde adentro hay una reducción del aporte de la Universidad a los problemas de la sociedad.

·         Situación y actividades actuales

La modernización impulsada por el Gobierno a través de los organismos rectores del Sistema de Educación Superior, el Consejo de Educación Superior (CES) y el Consejo de Evaluación, Acreditación y Aseguramiento de Calidad de la Educación Superior (CEAACES), ha entrado en una fase decisiva de implementación:

·         El Reglamento de Régimen Académico está próximo a emitirse, con un cambio de la gestión y administración de las Universidades;

·         Los plazos de la LOES empiezan a cumplirse, con efectos riesgosos para el funcionamiento de las Universidades públicas: para el 2014, la jubilación y retiro masivo de docentes antiguos; y para el 2017, las exigencias para la calificación de las Universidades, como la titulación de PHD del 70% de los profesores  principales, para poder calificar como universidad de docencia e investigación.

·         Para el 2014 se pone en marcha el proyecto Yachay.

·         Hay límites significativos en la respuesta de las universidades, sobre todo en el campo de la investigación.

·         Actores

Existen dos actores principales: de un Lado, el Gobierno y los organismos rectores del Sistema de Educación Superior; y, de otro, las comunidades universitarias, sobre todo públicas – autoridades, docentes, estudiantes, empleados y trabajadores –. Hay otros actores, pero pueden ser considerados en una segunda fila para la planificación, en particular, la Asamblea Nacional y la opinión pública

3.       PROPUESTA DE ACCIÓN. ESTRATEGIA

·         Planificación estratégica

La reforma de la Universidad no puede darse en forma aislada; no hay reforma de la educación sin reforma de la política y el Estado, de la cultura y la vida. Por ello una reforma universitaria abarca los tres niveles: macro, medio y micro de la Administración Pública. Es necesario combinar la innovación con la reforma.

En este sentido se requiere una orientación estratégica en la planificación,[2] para abrir un horizonte de tiempo amplio para este tipo de cambios y para propiciar la participación de todos los actores involucrados, en un nuevo contrato social por la reforma universitaria.

·         Problemas sobre los que se va actuar

El Plan debe centrarse en dos problemas claves:

i.            La pérdida de legitimidad de la Universidad pública como centro de producción de conocimiento y de formación de cuadros de dirección

ii.            La pérdida de autonomía universitaria

·         Decisión central

Partir de la consolidación interna de la Universidad pública como centro de producción de conocimiento y de formación de cuadros de dirección, a fin de crear las condiciones para un nuevo acuerdo entre los organismos rectores y la comunidad  de las universidades públicas sobre políticas orientadas a la reforma universitaria integral.

4.       PLAN DE ACCIÓN

·         Objetivos

Recuperar la legitimidad de la universidad pública mediante una reforma integral centrada en el fortalecimiento de la capacidad de producción de conocimiento, ciencia, tecnología, cultura y arte, sustentada en el diálogo respetuoso entre los aportes más avanzados de la ciencia y la docencia de Occidente y los aportes desde la originalidad de nuestra América y, en particular, de la universidad pública de nuestro país.

Crear las condiciones académicas, políticas, investigativas, para un acuerdo entre los organismos rectores y la comunidad universitaria para un proceso de reforma integral de la Universidad, en  especial, pública.

·         Fases

Presento un perfil del Plan estratégico, pues, dentro de la metodología, el diseño y consenso del Plan requieren la participación de los diferentes actores con capacidad de decisión y un tiempo suficiente para cumplir las diferentes fases: diagnóstico, definición de problemas estratégicos, estrategias y procesos.

Fase

Área de mejora

Actividades

Objetivos

Responsables

Indicadores de verificación

Cronograma

Elabora-ción y acuerdo sobre el Plan Estratégico

Universidad Pública

Diagnóstico,

Definición de problemas estratégicos, estrategias, procesos

Contar con Plan estratégico consensuado

Autoridades y Delegados con capacidad de decisión de las Comunidades de las Universidades Públicas: docentes, estudiantes, empleados y trabajadores

Plan elaborado.

Plan consensuado

3 meses

Consolida-ción interna

Universidad Pública

Ejecución del Plan estratégico en cuatro líneas: docencia, investigación, vinculación con la sociedad y capacitación integral de los docentes

Docencia con bases científicas y pedagógicas

Creación de conocimiento y pensamiento crítico en base al diálogo intercultural entre los aportes de Occidente y nuestra América. Compromiso con la liberación de la sociedad y el desarrollo del país.

Docentes formados en el campo científico, la pedagogía y el compromiso social.

Autoridades y Comunidad de las Universidades Públicas

Reforma educativa y pedagógica. Obras científicas, artísticas publicadas y difundidas.

Plan y proyectos de vinculación multidisciplinaria

Docentes con formación profesional de cuarto nivel, con nuevas pedagogía

3 años

Acuerdo Universi-dad/

Estado/

Sociedad

Universidad Pública, Estado/ Gobierno, Sociedad

 

 

 

 

6 meses

5.       RESULTADOS ESPERADOS

·         Relegitimación de la Universidad Pública como productora de conocimiento y pensamiento crítico

·         Nuevo acuerdo estratégico entre la Comunidad de la Universidad Pública, el Estado y la Sociedad sobre la Universidad ecuatoriana.


[1] Tomo la diferenciación que realiza Jacques RANCIERE entre “policiy” y “política”, El desacuerdo. Política y filosofía, Editorial Nueva Visión. Buenos Aires, 1998.

[2] MATUS Carlos, Planificación y gobierno, Pehuén, Chile, 1990

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: